Mood Food: la receta de la felicidad (1ª parte)

¿Quién no ha visto en alguna película a una mujer que calma sus penas envuelta en un albornoz y comiendo helado de chocolate? ¿Quién de nosotros no se ha visto poseído por el espíritu del entrañable muñeco de Barrio Sésamo y en vez de gritar “Galletas” ha dicho “Chocolate”?. Todo esto lo explica una nueva corriente alimentaria que se llama Mood Food, según la cual existen ciertos alimentos que mejoran nuestro estado emocional.

La “comida feliz” es una tendencia nutricional que está de moda ahora, aunque nació en Japón hace una década. Así que, no es nueva, ni tampoco muy original,  pues se sabe que hay alimentos que causan placer instantáneo como el chocolate. Aunque lo realmente interesante es que Mood Food trabaja con alimentos que mejoran el bienestar, pero al mismo tiempo, forman parte de una dieta sana.

La base de esta tendencia está en promover la producción de endorfinas y serotonina, que son conocidas como las hormonas de la felicidad. La serotonina es un neurotransmisor del sistema nervioso central y su escasez lleva a problemas de estados de ánimo e incrementa el apetito de carbohidratos. Para conseguir estimular la producción de serotonina, Mood Food nos invita a consumir alimentos ricos en triptófano, un aminoácido que el cuerpo no produce.

 En esta corriente alimentaria priman: las frutas y verduras, los frutos secos, la leche, el chocolate, las legumbres, el aceite de oliva, el arroz y los cereales integrales, un largo etcétera, que os explicaremos en nuestro próximo post.

 Además, en Mood Food: se evitan alimentos como  la bollería industrial, los que contienen grasas”trans” y los precocinados, porque disminuyen la sensación de saciedad estimulando así la obesidad, y se lucha contra el sedentarismo, apostando por la actividad física. Estos son a grandes trazos, y según esta corriente, los pasos a seguir para tener la receta de la felicidad.

 ¿Y luego dicen que la felicidad no es química?

Pásate por nuestro restaurante en Valencia, verás…